« Home | Secret War: De los Archivos de Nick Furia » | Los Exiliados: Vengadores para Siempre » | The Pulse: Dinastia de M Edición Especial » | Hawkman. Vuelo Interminable » | Marvel Boy » | El origen de Superman y Spiderman... ¡desvelado! :... » | Berser. Tomos 14 - 20 » | Los libros de la magia » | Veronica Mars: ¿Quién mató a Lilly Kane? » | Del amor y otros demonios » 

sábado, julio 08, 2006 

The 4400. Primera y segunda temporadas

Imagínate que un día estás tan tranquilo haciendo las cosas rutinarias en tu vida y, de repente, una luz te rodea y lo siguiente que sabes es que estás en un lago de Seattle, en medio de la noche, con 4399 personas más. Y, además, han pasado 60 años. O Treinta. O doce. O 10 meses. Eso es lo que les ocurrió a los 4400, un grupo de personas abducidas por, en principio, no se sabe quién y que han vuelto a la Tierra, un planeta muy diferente al que dejaron. Además, el gobierno de lo EEUU les impide volver a casa (los que aún tienen familia) y los encierra en un centro de cuarentena. Al poco de salir de la cuarentena, y una vez que se ha comprobado que no tienen ningún problema físico, algunos de los "retornados" comienzan a desarrollar extrañas habilidades: telekinesis, sanación, clarividencia, control mental, ... Los agentes de la NTAC Tom Baldwin y Diana Skouris serán los encargados de investigar estos casos, entre los que están los del sobrino de Baldwin, Shawn Farrell, y el de la nueva hija adoptiva de Skouris, Maia Rutledge.

Photobucket - Video and Image Hosting

La serie Los 4400 fue un gran éxito cuando la emitieron en Antena 3. Yo no la vi entonces, pero lo he hecho durante las últimas dos semanas y, además de ser una serie entretenida aunque previsible, engancha mucho. A estas alturas, casi todo en televisión está ya inventado, así que, realmente, no aporta grandes novedades, salvo el unir medianamente bien varias piezas e influencias diferentes. Baldwin y Skouris son una contrapartida de Mulder y Scully. Las investigaciones de casos paranormales pueden recordar a Expediente X y a otra varias series que siguieron la estela de la serie de Chris Carter. El tema de las "abducciones" es más viejo que comer pan. Las conspiraciones gubernamentales llegaron a su apogeo con, nuevamente, Expediente X (por cierto, tengo que terminar de ver esta serie...). Pero todo está unido de una forma simpática, no aburre y añade un par de elementos novedosos en el tratamiento de los secundarios. Eso sí, a los agentes del gobierno protagonistas, sobre todo a Tom Baldwin (Joel Gretsch), les falta un poco de personalidad. Las influencias de la serie están bastante claras, por lo menos para mí: Rising Stars, el cómic de J. M. Strackzynski y los X-Men. La primera temporada es muy Rising Stars, la llegada del cometa (en la serie de J. M. S. servía para darle poderes a los fetos de un pueblo de los EEUU), la intervención del gobierno en las vidas de los retornados, el descubrimiento de los poderes... Hacia el final de la temporada y el descubrimiento de quién se los llevó y para qué, la serie se vuelve un poco más X-Men. Los 4400 son odiados, temidos, amados o, incluso, reverenciados. Hay, por tanto, una versión de las dos situaciones por las que ha pasado la Patrulla X (y, por ende, los mutantes de Marvel) a lo largo de su historia: el reconocimiento y la envidia por sus habilidades (etapa de Grant Morrison) y el temor que despiertan en los normales (el resto de su historia). Y para demostrar que los X-Men son una influencia clara, en la segunda temporada tenemos una historia un poco a lo "Era de Apocalipsis" pero al revés y otra en la que nos dan una versión del Virus del Legado. Pese a contar con dos ideas tan buenas, la serie tiene un gran problema: realmente parece que no tenían presupuesto para conseguir espectacularidad. En muchos momentos no te puedes creer las instalaciones del gobierno o cómo se manifiestan las habilidades de los 4400.

Photobucket - Video and Image Hosting

La primera temporada, una miniserie de cinco capítulos, es más Ci-Fi y plantea unas bases que, al llegar al último capítulo, dan un giro hacia una Ci-Fi más dramática, más terrenal y, también, más mística. Los 4400 pasan a ser un culto casi religioso cuyo objetivo es hacer del mundo un lugar mejor. La NTAC no puede impedir que las manifestaciones del poder de algunos de los 4400 no se hagan públicas y afecten a otros regresados. Varios de los protagonistas cambian de bando y otros deben aprender a vivir en un mundo que les dejó atrás hace mucho tiempo: Shawn se convierte en la mano derecha de Jordan Collier, el creador del culto de los 4400; Lilly y Richard deben huir con su hija Isabelle y acaban en el Centro de los 4400 de Collier (hecho que será fundamental a final de temporada); Kyle empieza a tener un comportamiento extraño, Maia intentará integrarse sin éxito con otros niños... La segunda temporada es más irregular. Hay capítulos muy buenos y otros más simples, pero todos forman parte del entramado final de la temporada, que acaba con unas cuantas sorpresas, cambios y hasta alguna resurreción más. La tercera temporada acaba de comenzar en los EEUU. A ver cómo sigue.

About me

  • I'm IvánN Díaz
  • From Canarias, Spain
  • Co-Autor de la Enciclopedia X-Men. A la venta algún día.
My profile

ENLACES

Powered by Blogger
and Blogger Templates
Directorio de Blogs en España
View My Stats Who Links Here